Gen-BA

LABORATORIO LATINOAMERICANO DE BIOARTE

LAtBioLab

En junio de 2008 Joaquín Fargas creó el Laboratorio Argentino de Bioarte, del cual fue director académico hasta julio de 2019, fecha en que se funda el Laboratorio Latinoamericano de Bioarte, actualmente alojado en la Universidad Abierta Interamericana con Alejandra Marinaro como Directora Ejecutiva y Joaquín Fargas como Director Artístico. 

Se trata del primer laboratorio de investigaciones de América latina, dedicado al desarrollo, la investigación, la enseñanza y la crítica de obras de arte vinculadas a las ciencias biológicas (wet biology), explorando la relación entre arte, ciencia y tecnología, estrechando los vínculos entre artistas y científicos e incentivando el intercambio de conocimientos entre artistas y científicos locales e internacionales.

Su producción se centra en propuestas posibles o utópicas relacionadas con la vida, su preservación y la interrelación de los seres y el futuro. Integra materiales biológicos y herramientas tecnológicas con el fin de derribar barreras y generar diálogos interdisciplinarios y ecologías híbridas. 

BIG BRAIN PROJECT

LABORATORIO LATINOAMERICANO DE BIOARTE

Big Brain Project consiste en la creación de un cerebro universal híbrido que combina cultivos de tejidos de células nerviosas con un sistema neuronal artificial que da como resultado la capacidad de interconexión y comunicación remota todos los nodos mediante Internet.

En la génesis de Big Brain Project subyace la concepción de un universo sistémico en el que todas sus partes se comunican e interconectan a modo de una gran red sináptica.

Big Brain Project consiste en una serie de cultivos de células nerviosas que, ubicados en forma remota, se interconectan entre sí a través de Internet, conformando una suerte de red neuronal, un cerebro universal.

El proyecto pone en manifiesto las nuevas posibilidades de comunicación tomando el concepto de sinapsis a comparación con la conexión digital. En una primera instancia cuestiona cómo a partir de la incorporación de los medios de comunicación en la vivencia social, tiene lugar el advenimiento del imaginario de un mundo global que, impugnando la noción de límite como categoría espacial, trastoca la percepción de lo lejano y por consecuencia redefine los ámbitos del ser. 

Este cerebro universal e híbrido combina cultivos de tejidos de células nerviosas con un sistema neuronal artificial que colaboran dando como resultado la capacidad de interconexión y comunicación remota con todos sus nodos mediante Internet. Esta gran red se alimenta de la experiencia y estímulos que la rodean y dando como resultado ondas cerebrales colectivas.

Se trata de una instalación bio-telemática en la que se conjugan procesos biológicos con medios tecnológicos de transmisión de información. 

En distintas ciudades del mundo se realiza un cultivo de células neuronales en cápsulas de petri de 50cm de diámetro albergados en un bioreactor (cápsulas), que permite su supervivencia y desarrollo. Cada cápsula, recibe información del entorno de cada ciudad donde está alojada la cápsula a partir de distintos de sensores como son de luz, sonido, temperatura, vibraciones y movimiento. Los datos se traducen en impulsos eléctricos y entran en la red neuronal. 

Eventualmente, las señales que circulan a través de Big Brain son decodificadas nuevamente en cada terminal, como luz y sonido, proponiendo al espectador una experiencia de lo que ocurre en Big Brain a tiempo real.

BIO-WEAR

LABORATORIO LATINOAMERICANO DE BIOARTE

Bio-Wear es una segunda piel, una metadermis desarrollada biotecnológicamente que reproduce y reelabora procesos del cuerpo. Se propone la piel como elemento de orden abstracto e imaginativo, sin dejar de lado su ser orgánico como materia moldeable, de invención y experimentación. Si bien la evolución nos quitó la capacidad de vestirnos naturalmente, la biotecnología puede ofrecernos una posibilidad para reinventar y extender nuestros cuerpos. 

Bio-wear es una obra multidisciplinaria que reúne trabajos e investigaciones provenientes tanto del campo artístico como del científico, que dieron como resultado la realización de un performance como eje central del proyecto. Dicha performance consistió en la extracción de células vivas del artista/ingeniero Joaquín Fargas. La extracción de tejido epitelial se realizó por medio de un bisturí y una pequeña muestra de piel fue llevada al Laboratorio para su cultivo. Para su desarrollo el tejido fue dispuesto en un bioreactor con microscopio, el cual permite que el tejido pueda ser expuesto en espacios públicos de manera segura. 

La propuesta de BIO-WEAR se basa en presentar la posibilidad de que la vestimenta pueda generarse nuevamente a partir de nuestra propia piel, como extensión de nuestro cuerpo. Si bien hoy el desarrollo tecnológico no lo permite, estamos en los albores de la revolución genética donde prácticamente todo es posible, cambiar la propia esencia del ser humano, es solo cuestión de tiempo. 

BIO-WEAR es una metadermis, una piel más allá de la propia piel, un tejido sensible de variadas características dentro de las cuales ofrece flexibilidad funcional, sin perder su propia especificidad y diversidad como ser creado, desarrollado y modelado; es es una interfaz orgánica desarrollada biotecnológicamente que ofrece una doble sensibilidad, una “sensibilidad aumentada” la cual expande y magnifica nuestras capacidades de sensación y expresión con el mundo que nos rodea. 

BIO-WEAR es un hito que marca el inicio de una era donde la biotecnología podría desarrollar, en algún futuro tal vez no tan lejano, una metadermis que funciona como una interfaz viva y sensible capaz de re-transformar y expandir las posibilidades de nuestros cuerpos. 

ECODERMIS

LABORATORIO LATINOAMERICANO DE BIOARTE

Obra: Ecodermis. Autora: Alejandra Marinaro.

Ecodermis es una obra que alude a la piel como órgano de conexión del ser humano con su entorno, en la piel se refleja la historia de vida de cada ser humano, su memoria y a través de ella pasan todas las sensaciones que permiten recibir la comunicación y percepción del planeta que nos rodea y la relación con otros seres vivos. A su vez estos vínculos están mediados por las tecnologías y por lo tanto la piel se integra al ecosistema de medios en sus aspectos biológicos y socio-ambientales. La ecología de los medios entiende que los medios de comunicación actúan como extensiones de los sentidos del hombre y justamente por ello la piel es la interfaz comunicacional.

Tal como enunció Marshall McLuhan “Los medios se infunden en cada acto y acción en la sociedad: nos conectan a otros, logrando organizar a las sociedades como comunidades interconectadas” esta forma de interconexión a través de la piel como concepto intrínseco nos permite imaginar una ecodermis que se exprese como una interfaz de la memoria de la comunidad que le da vida.

A su vez también la piel es lo que da al hombre parte de su identidad como especie y por lo tanto le permite coexistir y diferenciarse de las otras. Carlos Scolari teoriza en la metáfora ecológica de interpretar a los medios como especies y esto lleva a imaginar una ecodermis que en sí misma funcione como un medio de comunicación especial que reuna y aglutine las sensaciones de cada uno de los que con su marca decide integrarla y a su vez generar una conciencia propia y única que revaloriza su ser.

INMORTALIDAD

C:\Users\hp\Downloads\Inmortalidad - foto5.jpg

Una de las grandes inquietudes del hombre ha sido perpetuarse a lo largo del tiempo. Más allá del espíritu trascendental que nos lleva a pensar en la continuidad de la especie, se ha especulado en la posibilidad de que un ser, un organismo en sí mismo, pueda permanecer por siempre vivo. Inmortalidad se trata de un organismo viviente artificial capaz de vivir eternamente. Compuesto por un tejido de células cardíacas inmortalidad late indefinidamente y nunca envejece; marca un inicio, abre la posibilidad para alterar la principal condición humana: la mortalidad, creando un nuevo ser que trasciende tanto la muerte como el deterioro del cuerpo. 

Las células cardíacas tienen la cualidad de replicarse constantemente dentro del biorreactor, cada vez que estas se reproducen tienen edad biológica cero. Esto significa que este corazón/híbrido es inmortal e incapaz de envejecer. 

La obra Inmortalidad viene a cumplir el deseo posthumanista de trascender la existencia humana al abolir el envejecimiento y la muerte a través del  cultivo celular de miocardiocitos que mantuvieran la capacidad de latir “ex vivo”. 

Esta obra es de carácter interdisciplinario y altamente complejo ya que por sus características requiere de un alto grado de investigación y experimentación con los organismos vivientes involucrados en el proyecto. Particularmente el Dr. Alfredo Vitullo y la Dra. Alejandra Marinaro que colaborarron con el desarrollo del proyecto. También participan de la obra especialistas del área de Multimedia de la Universidad Maimonides, dedicados al desarrollo de la instalación interactiva empleando herramientas de tecnología.

PROYECTO BIOSFERA

https://lh5.googleusercontent.com/rYyod_Xe68NuhYiybWH1aMTdm74M8kS3lSfbHmOFLrZgZMDOdwHY9IRBC7GTL3M3eWlraJoAt3mXQJCCp8GLbM-GjuXV_7753_tisJsNs3J4Zc2Pes7mZWmjGRc0QeWYJRm7lnRV

Es un  proyecto artístico que se plantea como misión colaborar activamente en la concientización, en todos los niveles de la sociedad, sobre la necesidad de hacernos cargo del cuidado de nuestro planeta.

Biosfera se propone como una plataforma de concientización sensible para abordar la problemática de la preservación del planeta Tierra, hasta hoy, único hábitat posible de la especie humana. Apela, de modo poético y metafórico, a nuestro planeta en una escala infinitesimal para comprender las propiedades de la naturaleza y tomar conciencia de la urgencia e importancia de su cuidado. De esta manera se intenta manifestar la necesidad de entender que la vida de estos pequeños sistemas está en nuestras manos al igual que la Tierra.

Proyecto Biosfera se lanzó en Argentina en diciembre de 2006 y desde entonces ha sido exhibido y se han realizado talleres  en diferentes partes del mundo.

Deja tu comentario

Gen-BA